lana sin tratar

Definición

lana, distinta de la que haya sido:

a) lavada en fábrica;

b) obtenida tras un proceso de curtido;

c) tratada por cualquier otro método que garantice la eliminación de riesgos inaceptables;

d) obtenida de animales distintos de los de la especie porcina, y sometida a un lavado en fábrica consistente en sumergir la lana en una serie de baños de agua, jabón e hidróxido de sodio o de potasio; u

e) obtenida de animales distintos de los de la especie porcina, que esté destinada a enviarse directamente a una planta de producción de productos derivados de la lana para la industria textil y haya sido sometida, al menos, a uno de los tratamientos siguientes:

i) depilación química con cal apagada o sulfuro de sodio,

ii) fumigación con formaldehído en una cámara herméticamente cerrada durante al menos veinticuatro horas,

iii) lavado industrial, que consiste en sumergir la lana en detergente hidrosoluble a 60 – 70 °C,

iv) almacenamiento, que puede incluir el tiempo de viaje, a 37 °C durante 8 días, 18 °C durante 28 días o 4 °C durante 120 días;

Legislación asociada

REGLAMENTO (UE) No 142/2011 DE LA COMISIÓN de 25 de febrero de 2011 por el que se establecen las disposiciones de aplicación del Reglamento (CE) nº 1069/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establecen las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales y los productos derivados no destinados al consumo humano, y la Directiva 97/78/CE del Consejo en cuanto a determinadas muestras y unidades exentas de los controles veterinarios en la frontera en virtud de la misma